Las Fiestas del Pilar son la mejor excusa del mundo para visitar Zaragoza. Si todavía no has estado en la capital de Aragón, pásate sobre el 12 de octubre y disfruta de buen ambiente, música, tradición y muchos sitios en los que comer y beber como nunca.

Con motivo de las fiestas en honor a la Virgen del Pilar, la patrona de la ciudad, Zaragoza se engalana como nunca y muestra su cara más auténtica. El día del Pilar es el 12 de Octubre, pero tanto los días previos como los posteriores encontrarás tanto  por hacer que aburrirte será imposible. Desde los conciertos y la vida nocturna hasta tradiciones arraigadas como la ofrenda de flores a la virgen o la preciosa procesión del Rosario de Cristal. Hazte con un cachirulo, póntelo en la cabeza, en el cuello, en la muñeca o donde quieras y saborea Zaragoza las 24 horas del día.

1. Ver el pregón

El Pregón es el discurso que da el toque de salida a las Fiestas del Pilar de cada año. Quizás sea algo institucional, pero es un acontecimiento que no deberías perderte. Se celebra a las 9 de la noche en la Plaza del Pilar y el pregonero suele ser alguna personalidad relacionada con Aragón (como el futbolista Arbeloa o el grupo de música Amaral). El sitio se llena hasta los topes, así que llega pronto para pillar sitio si quieres ver algo y charlar con los miembros de las peñas. Antes del pregón hay una cabalgata con carrozas. Al final de todo, se suelta un chupinazo.

El pregón © Joris Drooge / Zaragoza Turismo https://www.flickr.com/photos/zaragozaturismo/

 

2. Disfrutar de la gastronomía

Desde la suculenta Carpa del Ternasco en la que se puede catar el riquísimo cordero típico de Aragón hasta las delicias gastronómicas del mercadillo de artesanía o las carpas regionales, en Zaragoza se come de fábula. Ya puestos, aprovecha para tomarte una cervecita (o dos, o tres) con tus amigos y la familia. Coge fuerzas, porque con tanto por ver y por hacer las vas a necesitar.

3. Música por todas partes

La música es un parte esencial de las Fiestas del Pilar de Zaragoza. Moderna, rock, clásica, jotas… Te guste el estilo que te guste seguro que encuentras algún lugar en el que disfrutar de la música. Paséate por el pabellón Príncipe Felipe, por River Sound Festival, por el Auditorio o por Interpeñas y no te arrepentirás. Por si fuera poco, también suele haber conciertos gratis en el centro de la ciudad y en lugares míticos como la Plaza del Pilar. Tienes donde escoger, desde Hombres G a David Guetta.

Exhibición de jotas © Tino Gil / Zaragoza Cultural / Flickr https://www.flickr.com/photos/zaragozaturismo/

4. Ofrendas de flores y frutos

La Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar es uno de los momentos cumbre de las Fiestas del Pilar. Durante la mañana y la tarde del 12 de octubre miles de maños y mañas, vestidos de forma tradicional, le llevan flores a la Pilarica, situada en el centro de la plaza que lleva su nombre. Un “ejército” de voluntarios se encarga de colocar las ofrendas en la estructura sobre la que se alza la imagen de la Virgen del Pilar. Al final, el resultado es una superficie de flores de 55 metros de profundidad, 18 de ancho y más de 15 metros de alto. ¡Espectacular!

Un día después, el 13 de octubre, las Casas Regionales le ofrecen a la patrona lo mejor de los frutos de su tierra. Así, centenares de personas vestidas con sus trajes regionales van de la Plaza de Santa Engracia a la Basílica del Pilar cargados con todo tipo de delicias. ¡No te lo pierdas!

Ofrenda Floral © Agustín Martínez / Zaragoza Turismo / Flickr https://www.flickr.com/photos/zaragozaturismo/

 

 

5. Maravíllate con el Rosario de Cristal

La preciosa (y muy delicada) procesión del Rosario de Cristal es uno de los actos más tradicionales y coloridos de las Fiestas del Pilar. Se celebra el atardecer del 13 de octubre y es algo único en el mundo, ya que combina religiosidad y arte. Así, casi 30 carrozas culminadas por representaciones en cristal de los misterios del rosario y de monumentos locales, salen de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús y llegan hasta la Basílica del Pilar. La carroza que representa a la Basílica del Pilar es fascinante.

Rosario de Cristal © Agustín Martínez – Zaragoza Turismo / Flickr https://www.flickr.com/photos/zaragozaturismo/

 

6. Pásate por la Feria

Como en toda buena celebración, el recinto ferial de las Fiestas del Pilar es perfecto para pasar unas cuantas horas. Está en el barrio de Valdespartera y además de las atracciones hay conciertos y muchos chiringuitos para comer algo.

 

7. Vete a tomar algo

No todo es comer, pero beber y disfrutar de las fiestas con tus amigos es una de las mejores cosas que se pueden hacer en Zaragoza durante el Pilar. Un buen lugar para ello son las barras de las peñas, ubicadas en Interpeñas y Valdespartera. Te encontrarás con mucha gente joven, alcohol a raudales y buen rollo. Si te gusta la cerveza, pásate por el Parque de Atracciones, donde se celebra la Fiesta de la Cerveza.

¿Una caña y algo para picar?

 

8. Ir a las vaquillas

En la plaza de toros, todas las mañanas, se sueltan vaquillas para que los jóvenes que llevan toda la noche en vela puedan verlas… y hacer ver que torean. Te guste o no, déjate caer por allí, aunque sólo sea para disfrutar del ambiente y la música popular que le ponen las orquestras de las peñas.

Vaquillas © Joris van Drooge / Zaragoza Turismo / Flickr https://www.flickr.com/photos/zaragozaturismo/

 

9. Ve a ver espectáculos tradicionales

Desde los pasacalles con Gigantes y Cabezudos hasta las exhibiciones de jota, en las Fiestas del Pilar hay mucho sitio para las tradiciones populares. Los gigantes y cabezudos (entre los que destacan personajes tan queridos como El Morico, el Boticario, la Forana o el Robaculeros) son una constante en Zaragoza desde hace siglos, así que ni se te ocurra perderte el espectáculo de los gigantes danzando mientras los cabezudos se dedican a perseguir al público y a arrancar sonrisas.

Gigantes y cabezudos © Zaragoza Turismo / Flickr https://www.flickr.com/photos/zaragozaturismo/

 

10. Admira los Fuegos Artificiales

El broche de oro para más de una semana de fiesta por todo lo alto son los Fuegos Artificiales que se lanzan desde la orilla del río Ebro y que se pueden ver desde toda la ciudad. Te dejarán con la boca abierta.

Fuegos artificiales junto al Ebro © Héctor Izquierdo Bartoli / Flickr https://www.flickr.com/photos/hectorizq/

Dejar respuesta